¿CUÁL ES EL EMBALAJE CORRECTO PARA ENVÍOS POR PAQUETERÍA? TE DAMOS ALGUNOS CONSEJOS

¿Te ha pasado que tienes muchos paquetes rotos o dañados? Probablemente no estés usando el embalaje óptimo para tus envíos y esto te podría hacer perder mucho dinero.

Es por eso que el día de hoy te daremos algunos consejos para ser todo un master en este proceso tan importante de tu logística.

Importancia de un embalaje adecuado

Debes tomar en cuenta que un embalaje adecuado es esencial para tus envíos por mensajería y paquetería, de él depende que el producto que envías esté seguro y en consecuencia, tu cliente lo reciba de manera correcta asegurando su satisfacción.

Debes saber que sí creamos un embalaje correcto podemos evitar incidentes, por mencionar algunos ejemplos se encuentra: 

  • Una experiencia negativa para  tu cliente.
  • La necesidad de generar una devolución.
  • Retrasos en el envío.
  • Manipulación indebida.
  • Rechazo en reclamación de seguros. 

Diferencias entre empaque y embalaje

Es importante diferenciar entre empaque y embalaje, además de conocer las mejores prácticas para proteger tu envío, para este proceso deben ser tomadas en cuenta las características físicas del producto.

Empaque

Mientras que el empaque se refiere al elemento que envuelve al producto, haciéndolo más atractivo para fines de  mercadotecnia.

Embalaje

El embalaje comprende todos los materiales, procedimientos y métodos para acondicionar, presentar, manipular, almacenar, conservar y transportar la mercancía de manera segura.

Embalaje interno.

El embalaje interno debe proporcionar mayor estabilidad a tu envío, lo debe proteger ante golpes y vibraciones ocasionados por el traslado, sobre todo si se trata de productos delicados, como objetos de cristal o incluso comida.

 

¿Qué elementos usar para el embalaje interno?

 

Burbuja plástica

Es un material diseñado para empacar productos y absorber impactos al transportar un producto o material. Se adapta a los productos sea cual sea su forma y es ideal para proteger productos ligeros con superficie no delicada. 

Relleno suelto

El relleno suelto es ideal para proteger con total seguridad uno o varios productos, frágiles o livianos ya que absorben los golpes de una manera muy eficiente. Te recomendamos utilizarlo para la protección de tus objetos frágiles y delicados.

Espuma de polietileno o hielo seco

Permiten fijar sus productos al mismo tiempo que garantizan una perfecta protección contra los golpes, impide la fricción, así mismo, por su capa sellada evita el paso de la humedad.

Cojines de aire

Las almohadillas de aire ofrecen la solución de embalaje protector de menor peso y su larga duración brinda una excelente protección del producto en un espacio mínimo. 

Separador de cartón corrugado

Se usan para dividir los productos que van dentro de su caja y evitar que se rompan golpeándose uno con otro. Pueden ser usados cuando en una sola caja se requiere acomodar varias líneas de productos.

Geles refrigerantes

Durante la distribución de los envíos existen distintos cambios de temperatura que pueden poner en riesgo la calidad de la mercancía enviada, los geles refrigerantes son ideales para su uso en la logística, debido a que mantienen la temperatura requerida de los productos que son sensibles a cambios de temperatura durante su traslado.

 

Embalaje externo

 

Cajas de madera 

Son ideales para el almacenamiento, fáciles de transportar y de reparar, cuentan con una excelente ventilación y resistencia ante cambios climáticos, así como, su versatilidad como embalaje.

Cajas de cartón corrugado

El cartón ondulado sirve para envolver objetos de diferentes formas, proporcionándoles una protección óptima frente a golpes, arañazos y todo tipo de agresiones que sean susceptibles de sufrir durante su traslado.

La cinta adhesiva de polipropileno

Ofrece un resultado óptimo para el cierre de sus cajas de cartón u otro tipo de superficies.

Película de plástico

Es utilizada principalmente para sostener y proteger productos en una tarima de madera o plástico. Su uso facilita la transportación y almacenaje de los artículos a un costo bajo.

 

Consejos generales

 

Un embalaje de calidad es aquel que posee las condiciones requeridas para una mayor efectividad y seguridad en el traslado de los paquetes. Para asegurar que tu embalaje sea resistente, es necesario ponerlo a prueba realizando las siguientes prácticas antes de enviarlo: 

 

Resistencia a movimientos

Pon en tus manos el paquete y agítalo hacia los lados para asegurarte que la mercancía del interior no se mueve o choca con las paredes de la caja. Debes comprobar que el interior del cuerpo no se mueva, porque si eso sucede, podría llegar a lastimar la mercancía o incluso romperla. Al hablar de objetos delicados por su naturaleza, como de vidrio, electrónica, cerámica, obras de arte y artículos con costos más altos es muy importante que no se muevan dentro de la caja para que lleguen sin ningún tipo de rotura.

Resistencia a la presión

Durante el trayecto del envío, la caja puede llegar a presentar cierta clase de presión por el contacto con otras cajas, por lo cual, es importante que hagas una pequeña prueba ejerciendo presión sobre el empaque para validar la resistencia de caja. 

 

 

Drop test

La prueba de caída simula caídas y efectos de rotación que pueden afectar a los paquetes durante la manipulación y el transporte de los productos. Tu embalaje debe ser capaz de soportar caídas de una altura de 1.5 mts. 

Mediante inspecciones o pruebas, es posible calcular el daño que puede sufrir el embalaje en sus esquinas, bordes y superficies y ver cómo afecta al producto que se envía.

En algunos casos, se recomienda utilizar cofres dobles y en casos extremos hasta tres casillas.

Sellado del envío

Para el cierre correcto de todos tus envíos, la cinta de sellado debe ser la cinta más adecuada, por lo cual, no te recomendamos utilizar cinta autoadhesiva, amarrar el paquete con cuerdas o mecates ni ningún material del estilo que pueden violarse sin dejar pruebas.

Deben estar bien selladas todas las solapas de la caja, tanto como las que están en la parte de arriba y abajo. Evitando rendijas que puedan provocar grietas. Recomendamos completar el sello utilizando correas para evitar que el contenido de la caja sea demasiado pesado. 

 

NO UTILIZAR: 

  • Cinta adhesiva de celofán
  • Cinta adhesiva de papel Kraft
  • Cinta americana
  • Cinta adhesiva de pintor
  • Cordel o cuerda para sellar los paquetes 

En cambio, utiliza cinta de plástico selladora o cinta adhesiva de refuerzo que tenga al menos 5 cm (2″) de ancho, con el método H de empaquetado para sellar.

La manera más eficiente de cerrar la caja es aplicar la cinta de forma homogénea en las solapas y juntas tanto en la parte superior como inferior de la caja. 

Esperamos que esta sencilla guía te sea de utilidad, recuerda estar al pendiente de nuestras redes sociales donde compartiremos material que te resultará de ayuda.

 

¡Suscríbete al Newsletter!

Deja un comentario

Enter your keyword